Sanseviera

La planta del mes // Noviembre

La sansevieria es una de las plantas de interior más sencillas de cuidar. La planta es conocida también como la planta serpiente o como lengua de suegra.

La sansevieria procede de las regiones secas del sur de Asia y África, donde sobrevive en zonas desérticas y su nombre deriva de Raimundo de Sangrio, príncipe de San Severo, que vivió durante el S.XVIII. Desde 2004 la tradicional Sansevieria trifasciata se ha suplementado por la cylindrica, una variedad que puede encontrarse en diversas versiones creativas, como trenzadas o con forma de ventilador.

Sanseviera

Elige la tuya

Su rango se ha expandido en los últimos años con nuevas variedades y cultivares. La más conocida es la Sansevieria trifasciata ‘Laurentii’, con largas y verdes hojas con un borde dorado. Dentro de la especie trifasciata existen múltiples cultivares que difieren en aspectos como el color de las hojas (verdes, plateadas o doradas variegadas) o en su longitud. La variedad cylindrica se caracteriza por sus largas hojas redondas, grises o verdes. La variedad kirkii es mucho más pequeña y con delgadas hojas.

Cuidado básicos

  • Hay que dejar que el sustrato se seque bien entre riegos, aún más durante el invierno, pues la planta prefiere estar seca antes que húmeda. No hay que regar la roseta central.
  • Es necesario situarla en un espacio luminoso, pues esta planta se encuentra bien incluso a pleno sol.
  • Los rizomas bajo el sustrato son increíblemente fuertes y pueden llegar a deformar el plástico de la maceta, e incluso romperla. Por ello es necesario trasplantarla antes de que llegue a este punto.
  • Esta planta tiene propiedades purificadoras del aire y asegura mejor humedad en las estancias, lo que mejora las condiciones ambientales en interiores.

Like this article?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest

Leave a comment

¿No encuentras lo que buscas? Llama y pregúntanos 962 663 033