El Cyclamen

Es una planta de floración invernal muy conocida por su espectacular floración.

Se trata de una planta bulbosa y debe su popularidad a que en esta época del año, Otoño-Invierno, encontramos pocas plantas en flor. Además, la floración del cyclamen es sencillamente espectacular. Al Cyclamen se le conocen otros nombres como Violeta de Persia o Violeta de los Alpes.

 Alegra tu hogar en otoño/invierno con un cyclamen

Las flores son de colores muy vistosos, del blanco al escarlata, pasando por tonalidades

rosadas, púrpura y salmón. Las flores se yerguen por encima de las hojas carnosas, también muy bonitas por su forma acorazonada, y sus tonos verdes con manchas plateadas. La floración del cyclamen es muy larga, comienza en otoño y dura hasta final de la primavera.

La encontramos en Persia, los Alpes y el Mediterráneo y su nombre científico es Cyclamen Persicum. Pertenece a la familia de las primuláceas y es originaria de Persia, aunque también se encuentra en los Alpes y en algunas zonas secas y montañosas del Mediterráneo como decíamos antes.

Aunque es considerada planta anual, puede durar varios años si se mantiene en las condiciones adecuadas. Eso sí, las flores tienden a disminuir de tamaño conforme aumenta la edad de la planta. Durante el verano entra en reposo para volver a brotar con el descenso de las temperaturas y el comienzo de las lluvias.

¿Es una planta de exterior o de interior?

imagen cyclamen en maceta

cyclamen en maceta

El cyclamen se puede cultivar en la tierra del jardín o como planta de interior. En exterior soporta el frío, hasta -5 °C y agradece los lugares sombreados. En interior requiere buena luz pero no le gustan las temperaturas de más de 20 °C. Cuanto más alta la temperatura de nuestro hogar, menos abundante y más corta será la floración.

Si las hojas amarillean es señal de que la temperatura es demasiado alta. Si quieres que la floración sea abundante y larga especialmente en interior, aplica fertilizante líquido al agua de riego cada 15 días durante el crecimiento y cuando esté en flor. O bien, usa las prácticas barritas fertilizantes que se introducen en la tierra.

Humidificador natural

El cyclamen es muy sensible al exceso de humedad. Riega siempre por debajo poniendo la maceta sobre un plato con agua, para que absorba por capilaridad y a los 10 minutos retira el plato.

Si riegas por arriba la planta se puede podrir. Sus hojas carnosas le permiten almacenar bastante agua. Eso tiene una gran ventaja para nosotros. En otoño e invierno la humedad se reduce en el interior de las casas.

Los ambientes secos provocan irritación pulmonar, dolor de cabeza y sensibilidad en los ojos y en la piel en muchas personas. Es por eso que el cyclamen puede ayudar a equilibrar el ambiente de tu casa, como si de un humidificador se tratara, cuando la humedad del ambiente baja, la planta comienza a sudar y libera su humedad a través del estoma de sus hojas, haciendo aumentar la humedad de nuestro hogar y contribuyendo a nuestro bienestar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *