Los semilleros pueden aportarnos muchos beneficios para nuestros cultivos, quizá el más importante es que podemos asegurar que nuestras plantas germinen para trasladarlas posteriormente al terreno, y además ganaremos tiempo  adelantando el cultivo algunos meses.

Puedes aprender a hacer tus propios semilleros en casa y germinar tus semillas siguiendo algunos consejos que a continuación te mostramos.

¿Qué es un semillero?

Un semillero es un recipiente generalmente de pequeño tamaño, con forma de bandeja y pequeños huecos de unos 5 a 8 cms de profundidad. En esos huecos individuales se ubica una semilla por cada hueco. 

semilleros Oasis Garden

Los huecos pueden ser de cualquier forma pero generalmente encontraremos semilleros con huecos cuadrados o circulares.

En un semillero seremos capaces de controlar mucho mejor las condiciones necesarias para el germinado. Al tenerlas dentro de casa en un recipiente manejable las semillas obtienen un clima más cálido para prosperar, unas condiciones más propicias para que germinen con éxito. Podremos plantar en invierno cuando las temperaturas son aún frías y tener preparadas las plantas para su ventana de plantación.

¿Cómo hago el semillero?

Aquí encontrarás varias opciones, puedes fabricarlo tú mismo o comprar las bandejas ya hechas. Nosotros te recomendamos comprar la bandeja preparada lista para usar y ahorrar mucho tiempo en la preparación del recipiente pero puedes usar cualquier material reciclado que se te ocurra: envases de yogur, botellas de plástico, tetrabriks e incluso cáscaras de huevo. También puedes fabricarte uno con poliexpán que es fácil de manejar y ligero de transportar.

¿Cómo planto en un semillero?

El sustrato es clave para los semilleros, fundamental para la germinación y desarrollo de la planta. Podemos conseguir un excelente sustrato para semillero usando estos ingredientes:

  • Turba
  • Fibra de coco
  • Humus de Lombriz
  • Perlita
  • Vermiculita

O también puedes comprar el sustrato para semilleros ya preparado, eso a tu elección.

Otra cosa importante es la luz, le conseguiremos un lugar iluminado y una temperatura estable.

Es una buena experiencia y una actividad muy recomendable para los más pequeños de la casa que verán cómo sus semillas germinan y acaban convirtiéndose en una rica hortaliza o una jugosa fruta.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar